propiedades jengibre

20 oct Jengibre, la raíz para afrontar el otoño

La entrada en otoño a menudo va acompañada de resfriados por la bajada de las temperaturas. Un elemento clave para combatir los resfriados y sobre todo para prevenirlos es el jengibre, una raíz que tiene capacidad de mover la energía y la sangre.

Propiedades

Al ser un picante caliente hace movilizar la sangre y aumenta la temperatura del cuerpo, abre los poros de la piel y acelera el metabolismo. En el ámbito digestivo es bueno para dolores de estómago, ya que facilita la digestión y está recomendado si se sufre de gases, hinchazón abdominal, pesadez o espasmos digestivos. Además, su consumo favorece el tratamiento del colon irritable, gastritis, neutraliza el exceso de ácido, y es adecuado para la acidez de estómago, previene la aparición de úlcera péptica.

En el caso de náuseas, el jengibre en forma de infusión acompañado de miel u otro edulcorante puede aliviar este problema, ya sea producido por el embarazo como por los tratamientos de quimioterapia. Te explicamos cómo prepararlo.

Té de jengibre

  • Cortar un trozo de raíz de jengibre fresca (aproximadamente 10 g. Por taza).
  • Pelar el jengibre y cortarlo en rodajas.
  • Poner agua a hervir.
  • Antes de que el agua hierva, añadir el jengibre y apagar el fuego.
  • Tapar y dejar reposar 8 minutos antes de tomarla.
  • El jengibre también se puede añadir de la siguiente manera:
  • Rallar la raíz y exprimir el jugo directamente en el agua de infusión. Dejar reposar con tapa 8 minutos.

 

Fotografía: Agnès Piqué